Personajes


Parece mentira que tenga que venir, por tercera vez en 8 años, a decir lo mismo: Lo Perdimos por Messi.

Yo quería la otra

Yo quería la otra

Lo Perdimos por Messi, como en Alemania 2006, cuando en lugar de tirarle de la manga a Pekerman y decirle “Tachero, ¿Qué haces?, ¿Cómo lo vas a poner a Cruz?, Poneme a mí que no estoy estoy embalsamado y te lo gano”, se fue, resignado, taciturno, a un rincón, a mirarse los dedos, a jugar con su PlayStation imaginaria, en donde él nos hacia ganar el Mundial y no lo perdíamos en manos de Lehmann y su famoso papelito como en la realidad pasó. Cuando en lugar de imponerse como un líder, prefirió pasar desapercibido, perderse en la multitud, hacer la plancha, no asumir su responsabilidad.

Papelon!

Papelon!

(más…)

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

El jueves me tocó caminar por Av. De Mayo al volver del trabajo hacía mi casa. Cuadras y cuadras de cola heterogénea, de gente esperando poder despedirse de Néstor Kirchner: jóvenes, viejos, trabajadores, estudiantes, la mayoría Argentinos, pero también muchos con camisetas de Chile, de Bolivia, de Paraguay.

De los tantos Hostels que hay en Av. De Mayo salían extranjeros que se detenían y miraban sorprendidos. Extranjeros de países centrales, fríos, en donde los rostros son más pálidos, en donde esta clases de funerales, a líderes políticos, ya no se ven hace años.

(más…)

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

La noche cae pesada en Estambul con la milenaria paciencia árabe tan caracteristica.

Las lunas de las banderas parecen ascender y fundirse en el cielo para convertirse en una sola, gigante y luminosa.

Las estrellas en estos lares son tan abundantes como las historias, como los mitos.

Mis manos escriben esta columna lentamente, nerviosas y excitadas, empapadas con una mezcla de sudor y lagrimas.

Hoy he presenciado, he vivido, un acontecimiento histórico.

El Mundial de Basket que se juega en esta ciudad terminará en unos días. Falta para que se consagre al campeón, para que se elija al MVP, al mejor técnico, al equipo ideal, falta y sin embargo Scola se consagró.

(más…)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.