Un amigo que por razones de índole personal se encuentra en el exterior me envía la siguiente consulta. ¿Son las mujeres feas más generosas?
Alguna vez un maestro de matemática me enseñó que ante cualquier pregunta no matemática la respuesta más inteligente es DEPENDE.

“¿Son todos los perros rojos?” “DEPENDE” “¿De qué depende?” “De si tiñeron o no a todos los perros de Rojo”.
Uno nunca se equivoca diciendo depende. A lo sumo luego deberá explicar el porque depende, el de que depende, eso es otro tema, un tema que depende.

Pero volvamos a lo nuestro ¿Son las mujeres feas más generosas?

Bueno depende. Yo diría que sí, pero a largo plazo.
Es un tema percepciones y expectativas. La gente no siempre se percibe como es. Una mujer que es fea, pero se percibe linda, creerá que nos está haciendo un favor compartiendo su tiempo con nosotros y no será para nada generosa, todo lo contrario. A su vez con una mujer que es linda pero se percibe fea pasará exactamente lo opuesto.
De todas formas la realidad se encargará tarde o temprano de subirnos al Olimpo o bajarnos al subsuelo.
La mujer fea y exigente se quedará sola e irá poco a poco disminuyendo sus exigencias hasta equilibrarlas con su belleza. La mujer linda y encima generosa, saturada de pretendientes, se pondrá cada vez más “en estrella”, hasta que muchos renuncien a conquistarla por más que este buenísima.

Sin embargo este proceso de busqueda de equilibrio puede tardar muchísimo en producirse e incluso nunca concluir completamente. Esto debido a la intervención de gente con mal gusto.

Pongamos de ejemplo a Federer. Federer es joven, famoso, deportista, millonario. Todo el mundo sabe que podría tener a la chica que quisiera, a la que quisiera. Sin embargo él va y elige a una chica del montón, altera el equilibrio, modifica el universo.

Miroslava

La chica entonces piensa “Yo creía que era normal, iba a salir con el Beduino, pero si Federer me dio bola seguro que estoy buenísima”. Y ahí va, una chica más bien feucha que camina por la vida pensando que es Nicole Newman y nos mira con desdén, y que si nos hace el favor de hablarnos o salir a tomar algo les aseguro no será para nada generosa. Y salir con Federer no es algo que se olvida en 2 días, es algo cuyo efecto dura toda la vida.

Gente, el mundo está lleno de Federers, tipos que no conformes con poder elegir a la mujer que quieran, nos hacen la vida imposible. Van por ahí agrandando a las pocas minas que podrían darnos bola, convirtiéndolas en “poco generosas”.

¿Me expliqué?

Vamos Nadal carajo!

Gracias Federer!

Saludos.
El Beduino

———————————–
Contalo, contalo:

Digg Delicious Newsvine Reddit Blinklist Furl Blogmarks Shadows Simpy

Anuncios