El pasado, el presente y el futuro siempre estuvieron relacionados. Siempre estuvieron en conflicto.

En los experimentos de laboratorio el ratón no toca el queso porque en el pasado le dio una descarga eléctrica y entonces piensa, que si ahora en el presente lo hace, recibirá, en el futuro, otra.

El futuro segun El Beduino

El presente y el pasado no se pueden cambiar, solo se puede polemizar, discutir sobre ellos. Perón ¿Ángel o demonio? ¿Y Kirchner?

El Futuro se puede cambiar y por eso nos ocupa y nos preocupa tanto.

En el Siglo XIX por ejemplo, los ecologistas, que eran más bien pocos y ni siquiera se llamaban ecologistas, estaban preocupados ya que sostenían que en un futuro inmediato el hombre se quedaría sin energía, lo que en esa época era decir sin carbón.

Hoy vemos que esos pronósticos fallaron, sobra carbón, tanto que lo malgastamos asando chorizos, pintando a nuestros hijos en los actos escolares de vendedores de empanadas Afroamericanos o inhibiendo la acción de los yogurts laxantes.

Tal vez yo también esté sembrando una falsa alarma. Pero todo esto es tan importante, que prefiero una falsa alarma con las molestias que eso conlleva a no evitar la debacle.

Como ven hay algo que me preocupa del futuro, pero para hablar de eso tengo que referirme como siempre al pasado y al presente, tengo que proyectar.

En el pasado muy lejano un chico conocía a una chica, en el mercado, en los baños públicos, en alguna caverna. Si los dos se gustaban, si sentían algo, no digo amor, pero si algún cosquilleo, calentura y el chico vencía su timidez e iba a hablarle, la chica seguramente acababa por darle al chico la dirección de su casa. Sino no podían volver a encontrarse.

Se te hunde el barco flaco

El Chico solo tenía que visitarla, hablar un poco con ella, escucharla, cortejarla y al cabo de un rato, de algunas visitas, se sellaba el lazo amoroso.

Esto fue así siempre, siempre hasta que vino un geniecillo llamado Alexander Graham Bell e inventó algo absolutamente innecesario como el teléfono. Todo cambio en ese momento.

Los chicos siguieron preguntando por la dirección, pero las chicas ya no daban la dirección, daban el teléfono.

El galán entonces tenía que llamar a la chica por teléfono cientos de veces, miles de horas, y hablar y escuchar y hablar y escuchar, pero sobretodo escuchar, para recién entonces poder pasar a la segunda etapa, que antes era la primera y única: visitarla.

El sexo se difiere, los galanes se someten a los compañías, a los inventores y sobretodo a las mujeres. El eterno conflicto Sexo vs Charla parece ganado por este Eje Del Mal.

Pero la historia no acaba acá, todo empeoró, “¿Cómo?” Si, escuchá.

Llegó otro nerd, Bill Gates y se puso como objetivo que todos tuvieran una PC en sus casas. Y se comenzó a experimentar con redes y nació Internet y entonces Microsoft su compañía difundió el Messenger (MSN).

Habria que meterlo preso

¿Para qué? ¿Para qué necesitábamos el MSN? ¿Para que nos echen del trabajo por hablar con un amigo que ahora vive en Tailandia y al que no saludábamos cuando lo cruzábamos a 2 cuadras de casa?

Para nada, no necesitábamos el MSN, como tampoco necesitábamos el teléfono.

Pero ahora si el galán le pregunta a alguna mujer por el teléfono esta le contesta “El teléfono no, mejor te doy el msn” y el galán tiene que dialogar con ella, miles y miles de horas, de sesiones, antes de saltar a la segunda etapa, que antes era la primera, antes de obtener el teléfono.

De nuevo los nerds, las compañías (El Capitalismo) y, cuando no, las mujeres, el EJE DEL MAL desequilibrando la eterna dicotomía Sexo vs Charla.

Del otro lado quedó el galán, indefenso, peleando sin armas como MC Giver, con su enorme ingenuidad, inocencia, con su enorme heroísmo.

No pido volver al pasado. Tendría que usar pañales y me molesta, pero paremos acá con esta falta de respeto.

No sigamos agregando intermediarios a esta cadena macabra.

Msn -> Teléfono -> Dirección.

No sigamos agregando eslabones innecesarios.

La especie necesita del Sexo, los hombres necesitamos del Sexo y las mujeres, creo, también.

 

Saludos.

El Beduino.

Pd: No me bloqueen por esto, ni me pongan el contestador, sino las voy a buscar a sus casas… pero no tengo la dirección, mmmm, todo mal.

Anuncios