El Sabio trabaja en una oficina. Si, la empresa no importa, pero trabaja en una oficina. Somos casi 100 en la oficina, o por ahí un poco más.

Recursos humanos

Como en muchas empresas, la mayoría son hombres, un porcentaje del 85-15 o algo similar. Creo que muchos estarán en la misma situación. Y El Sabio es sabio porque escucha, porque recopila y está atento a lo que se diga.

Varias veces he pasado por algún puesto de trabajo y he escuchado frases como “así no se puede trabajar” o “es demasiado“. Uno pensaría que son dadas por situaciones estresantes de trabajo… Pero NO.

La gran mayoría de las veces se trata de alguna fémina del sector de RRHH o de Administración (siempre están allí o en recepción) que se pasea con algún atuendo provocativo (botas altas y pollera, o remerita con hombros descubiertos, por citar unos ejemplos), provocando una erupción de testosterona en las mentes de la platea masculina.

La directiva de las empresas seguro sabe de esto, sabe que distraen. Pero sin embargo no lo prohíben. De hecho, ellos también lo disfrutan. Tuve algunos cursos de management y he elaborado una teoría acerca de este fenómeno, de por qué no lo prohíben.

La teoría es una de las más viejas del management. Es la MOTIVACIÓN.

Si señores, piensen un ejemplo, su trabajo es una mierda, literalmente. Pero hay una mujer de esas que rajan la tierra. Listo, tienen UNA motivación para aunque sea presentarse en la oficina. Aguantar hasta que se case o algo similar.

El solo hecho de pensar que una de esas niñas se puede aparecer con pollera y botas, y un buen escote, motiva a muchos.

No es una opinión personal, uno es fuerte e intenta evitarlo, pero es un hecho. La dominación femenina llega al punto de que pueden incitarnos a ir a trabajar.

Pero no es el único efecto que provoca la gente del sector RRHH en el personal de la empresa.

Veamos otro ejemplo: Seguramente, más de uno ha jugado algún partido informal (picado) con los amigos. Muy probablemente, en más de una oportunidad ha habido platea femenina, alguna novia o algo similar.

Explicando

El comportamiento más común que suele predominar en este tipo de partidos (con platea femenina) es “la gran pipino Cuevas” (para los que no lo conocen, gracias al célebre jugador paraguayo que tiene que gambetear a los 11 jugadores contrarios antes de hacer un gol), que no es ni más ni menos que el intento de impresionar a las plateístas que hace alguno de los jugadores, quedando completamente en ridículo y generando una competencia feroz y contraproducente para su equipo, amén de unas cuantas puteadas.

Los estudios han dado que esto también sucede en el ámbito empresarial, los jefes también lo saben. De hecho, esto es otra cosa que fomentan.

En el pensamiento masculino, si una mujer está buena, uno tiende a intentar impresionarla con sus logros. Demostrando que es más y mejor que sus competidores. Tiene la creencia de que de esta manera, la fémina se decantará naturalmente por él, para, de esta manera, cumplir con las leyes naturales de Darwin.

Entonces, en el trabajo, el hecho de que haya féminas aumentará la competencia, pero por otro lado, hará que la gente trabaje mejor. Nuevamente, motivación. La clave del éxito empresarial.

Concluiremos entonces, que las mujeres vestidas provocativamente en el lugar de trabajo son una herramienta CLAVE en la motivación empresarial. No están por casualidad, no se visten así sólo porque a la noche van a Opera Bay (una disco TOP de Buenos Aires), sino que se visten así porque en la universidad, o en los cursos de RRHH, les enseñan que ellas son clave, juegan un papel vital en la motivación del personal, predominantemente masculino, de las empresas.

El Sabio se retira porque no puede tirar la primer piedra. Ninguno lo puede.