El Sabio tuvo que estudiar matemática en la Universidad. Tuvo Álgebra, Análisis matemático I y II, Modelos numéricos, Matemática Discreta y unas cuantas materias más, todas de tinte matemático.

Me queda muy claro, es muy logico

Uno de los temas que se enseñaron en algunas de estas materias que siempre le molestó al Sabio fue Lógica. Si algunos lo recuerdan, eran todo ese tipo de reglas similares a “si pasa A y pasa B, entonces, pasa C”. Simplificaciones de la realidad que generalmente son tan simples que no sirven para nada.

“Si llueve y salís a la calle, te vas a mojar”, es un clarísimo ejemplo de una proposición “lógica”. Pero no es tan lógica, piensen que si uno tiene paraguas no se va a mojar, si va por los techitos puede no mojarse, si utiliza una bolsa de consorcio negra que lo cubre, a lo sumo se tragará una pared por no ver nada, pero no se mojará. No es tan lógico.

Pero hay otro uso que se le da a la lógica.

Hay algunas cosas que uno se supone que no debe preguntar, que debería siempre saber. Cosas que están dadas por la cultura, por el conocimiento y el saber popular y por las buenas costumbres. Estas son las cosas que, “lógicamente”, uno debería saber.

Ahora, la teoría que hoy presentamos es que estas cosas NO SON TAN LÓGICAS. Lo que para uno es obvio, para otro no.

Hace poco a una persona le robaron el auto porque dobló mal y apareció en la isla Maciel (lugar complicado en Buenos Aires si los hay). Sus compañeros de trabajo le recriminaban: “¿Vos sos boludo? ¿Cómo te fuiste a meter a la isla Maciel? Es lógico que te hayan afanado el auto, agradecé que pudiste salir con vida…”

Resulta que esa persona no conocía mucho la historia de la isla Maciel, por lo que para el NO ERA TAN LÓGICO que le robaran el auto si se metía ahí.

Estoy bien, ya te dije!

Las mujeres muchas veces también hacen uso de estas cosas que creen son lógicas. Les muestro un ejemplo de una conversación:

El: “¡Hola! ¿Cómo estás?”
Ella: “… bien…”
El: “Buenísimo, me alegro,¿tenés ganas de hacer algo el viernes?
Ella: “No, zapallito, ¡obvio que no! ¿No te dás cuenta? Sos un tarado, ¡chau!”

¿Se supone que es lógico que si dicen bien en un tono bajito y como perdido es que está todo mal? ¿Por qué no dicen MAL? Entre los hombres, si uno dice bien, es bien, y si dice mal, es mal. No es lógico que un “bien” implique “mal”. No lo crean, no es lógico.

Como tampoco son lógicas algunas de las cosas que suele maquinar una mente femenina: “Si no me llamó hoy quiere decir que se cansó de mí, o que se fue de joda”, “es lógico que el hombre tiene que dar el primer paso” y demás cosas que quizás estén aceptadas socialmente, pero eso no significa que “sean lógicas“.

Acaso hablo en chino?

Otro ejemplo es cuando en el trabajo a alguien le piden hacer algo, lo hace y su jefe viene y le dice: “¿Pero por qué no hiciste esto otro también? ¡Te tendrías que haber dado cuenta que también iba! ¡Es lógico!”. Bueno, seguramente será lógico para él, pero hasta que no termine de desarrollar poderes de mentalista, esa persona no podrá determinar si “es lógico” que se haga eso.

Así que seamos lógicos, pensemos un poco y no demos nada por sentado. Nada es lógico. Todos estamos un poco locos. Lo que hoy es lógico (que La Tierra sea un plano asentado sobre 4 elefantes que están parados sobre el caparazón de una tortuga) mañana puede ser que no lo sea.

El Sabio se retira a mandar a la cárcel a una persona que anda gritando que la Tierra es redonda y que los elefantes no existen.

Anuncios