Para esta teoría no fue necesario que tenga que internarme en ese infierno que orgullosamente llaman “sociedad”. Fue un alivio, me estaba estresando un poco…
Hoy la curiosidad que me persigue es la costumbre de conmemorar meses, años pero nunca números redondos. Grafico:
– Feliz cumplemes amor!
– Feliz aniversario amor!
– Felices 1000 días amor!

Regala algo lindo... rata!

La tercera opción es la que falta siendo prácticamente la más lógica.
Pensando en los “mesarios” a simple vista hay algo muy irregular: la conmemoración nunca obedece a un ciclo exacto, ya que los meses varían en su cantidad de días. Entonces en Enero los enamorados festejan 31 días de unión, en Febrero 28 (o 29), en Marzo 31 de nuevo, Abril 30 y el resto dedúzcanlos ustedes (les di una manito con los primeros meses). Y ahí es cuando mi sensor de incoherencias se activa y me hace pensar. ¿Es por vagancia?

Resulta mucho más fácil decir el día 3 de cada mes que contar días. ¿Por qué se festejan esos números sin punch (28, 29, 30, 31) y no los 100, los 1000 (el resto lo calculan solos otra vez)?
No tiene lógica. Claro que no la tiene, seres humanos…

Ni hablar de los aniversarios. 365 (366)… vaya número! Si yo quisiera dar prueba de validez de un amor sin dudas diría “Ya cumplimos 3000 días”. Ese es un número con peso nada azaroso. 365 x 2 = 730, no dice nada. Incluso me sentiría un poco ofendido si mi pareja dijera eso, un número más, un presidiario.

La locura en forma de aniversario

No voy a cuestionar los calendarios por los que se rige la humanidad entera, yo también los uso, sólo pido un poco de decencia.

Podría también abarcar otros aspectos relacionados con los números raros.
En este caso no quise realizar averiguación alguna, así que voy a aceptar versiones clarificadoras. Me guío por mi instinto que inquieto me acosa: ¿por qué los huevos o las rosas se venden de a doce? ¿Por qué una vez más un número horrendo tomó el control? Nadie pide veinte huevos, piden una docena y media o directamente dos docenas.

Acá sí que me desconcierto. Ya no hay calendario que valga, al menos claro, que cada huevo se corresponda con un mes del año. Si pido media docena, ¿a qué mitad del año corresponde? ¿Se pueden pedir por estaciones? “Dame media docena pero no metas nada de invierno, estoy un poco resfriado”.

Huevo invernalHuevo veraniego

Algunas cosas son tan arbitrarias que me asustan. Si a la gente que inventó estas reglas hace miles y miles de años, se le hubiese ocurrido vender los calzones por septenas… ¿también lo habríamos adoptado?
Y de esto se trata en parte mi teorización, de estas disposiciones y de la gente que las creó. Líderes, cabecillas, dictadores, dementes.

¿Así de simple era todo? Alguien decía “si las zapatillas se venden por pares, los huevos se venden por docenas”. Toda mi vida me generaron mucha curiosidad este tipo de cosas; este tipo de gente. Fueron genios pero… ¿habrán vivido lo suficiente para gozar de sus creaciones? En aquel momento mágico ¿sabían que lo que se les acababa de ocurrir en el baño iba a mutar en una verdad universal?

Lo acepto, esta vez no tengo afirmaciones. No quiero ser tan irresponsable de crearles falsas reglas de vida (no de muerte).

Esta vez dejo el espacio abierto para que cada uno dé su versión de la historia.

 

Saludos,
El ermitaño.