Allá por el siglo XVIII los progresistas eran los liberales (hoy consevadores). Ellos proponían abrir mercados, bajar aranceles, derribar fronteras y votar a Menem o a Aznar, todo en favor del progreso. El nombre atraía, ¿quién se puede negar al progreso? La Carrió, “Chacho” Álvarez y alguno más. Locos que quieren estar por fuera del sistema para no mancharse y cobrar su sueldito como legisladores para poder ir a veranear a Punta del Este.

Uy, eran amigos!

Llegó el Siglo XX. Y Stalin se dio cuenta del valor del nombre. Y comenzó a llamarse a si mismo como “el primer Progresista” (¿O trabajador?) y a dedicar obras, logros a favor del Progresismo. Ya nadie se acordó de liberales (hoy conservadores) que eran los dueños del término, el comunismo (¿La izquierda?) se apropió del Progresismo y a pesar de que el régimen caería a la postre por su falta de logros, por su falta de progreso, el usufructo del “Progresismo” sigue en sus manos.

El Hombre de AceroEl Hombre de Hielo

En definitiva, todo esto del Progresismo empezó con un robo o como le dicen los sociólogos “Con una toma de bandera”. El sueño de Alan, de Rafa hecho realidad por Stalin. Robarle un trapo a tu eterno rival para poder resfregárselo en la cara en cada confrontación, en cada debate.

Rafa es un buen pibe, canta bien y es amigo de Bart

Pero imagínense, los hinchas tenían la bandera pero el club se había fundido, como más tarde admitiría la jueza de la causa había “Dejado de existir”.
“¿Y ahora a quién alentamos?”. Muchos se fueron a otros clubes que los recibieron con los brazos abiertos, olvidándose de su pasado, mirando para un costado.

Peseteros!

Los otros comenzaron a pensar, necesitaban un equipo, una causa que alentar. No querían gobernar a no ser que fuera inevitable (Si uno llega a las últimas 2 fechas primero y tiene que sacar 1 solo punto sobre 6, ¿Como no salir campeón?).
Querían enunciar leyes que nunca fueran probadas, se sentían más cómodos en su rol de oposición y más que de oposición, de críticos.

El Contra y La Contra

Nacía el Progre-cinismo.

Mientras escribo esto un escalofrío recorre mi cuerpo, se supone que no debería hacerlo. Yo también pertenezco al Progre-cinismo. Vivo en el círculo de influencia de Capital Federal, soy de clase media, media alta, he comprado Página 12, veía el programa de Lanata y hasta voté a alguno de los candidatos. Incluso voté a la Alianza, el partido del Progre-cinismo en su momento.

El Gordo Lanata al recibir el Martin Fierro

Yo también soy Progre-cínico!

Llevo en mi mochila un sin número de frases para adoctrinar a los otros en asados, en boliches, en la calle, en lugares de trabajo.
Las repito porque es cool y para convencerlos, pero sobretodo para convencerme.

“Los gay son iguales a todos”. Pero si un amigo gay me viene a abrazar después de un gol, me incomoda y le digo “Soltame de una vez flaco, perdemos 5 a 1”.

Sali de aca Pinti

“Discapacitados somos todos”. ¿Quién dijo semejante pavada? ¿Un tipo que no quizo cederle su asiento en el colectivo al paralítico de turno?

Frases hechas, verdades que la sociedad ya conoce. ¿Por qué el Progre-cinismo nos las repite cientos y cientos de veces pretendiendo hacer de esto un acto original?

Nos las dijeron mil veces, pero siempre con el tono y el tempo de quien dice algo GENIAL por primera vez.

Quieren inventar la rueda

Son como esa gente que le habla a los chicos despacio y con voz afectada, para que estos entiendan.

¿Eso creen que somos el Progre-cinismo? Nenes que tienen que ser educados, adoctrinados. Nenes estúpidos que merecen castigos y penitencias.

 

Hablame despacio y al oido

Si me quejo por los piqueteros, los progre-cínicos me retan.
Si quiero que vaya a la carcel un ladrón pobre, los pogre-cínicos me vuelven a retar.

Además de las frases hechas ellos tienen dos grandes armas.
La primera son las abstracciones y entre ellas se destaca como ninguna “La Sociedad”, “El Sistema”.

Si La Justicia pretende juzgar a un violador en Tigre que abuso de 4 nenas todas ellas menores de 12 años, y por alguna razón esto no es útil (¿funcional?) al Progre-cinismo, ellos dirán que “La culpa no es de él, es de “La Sociedad””.
Uno siempre queda como un idiota, porque “¿No te das cuenta que fue “La Sociedad”?” (Yo nunca me doy cuenta).
Obvio, el violador queda libre, no puede ser juzgado. Hasta que se hace puntero de Macri y sale a la luz su “oscuro pasado”.

Vemos entonces la segunda arma del progre-cinismo Los dobles estandares. “¿La violencia está bien o mal?”, “Mal”, “¿Y quemar la Embajada de EEUU?”, “Bien, porque es la violencia en manos del Pueblo”, “El Pueblo no tiene la culpa, ¿No te das cuenta que es “La Sociedad?”” (BASTA!!!).

No importa cuanto evolucione, el sistema nunca funciona

El Progre-cismo es paranoico. Los Clases Altas son enemigas porque quieren dominar al mundo. Las Clases Bajas son enemigas, por ignorantes. El Progre-cismo quiere ayudarlos, marcarles el camino, pero ellos “no se dan cuenta” y siempre terminan votando al Peronismo.

Todos están en contra del Progre-cinismo, todas las Provincias, por eso los Progre-cínicos terminan refugiados (parapetados) en algún café de Capital Federal u otro centro Urbano como Rosario o Córdoba.

Del Tortoni a Radio 10, te hubieras vendido mas caro

Los progre-cínicos me tienen cansado porque me dicen lo que tengo que hacer, pero también lo que tengo que decir y hasta lo que tengo pensar.
Si lo que hago está bien pero lo que digo está mal, los Progre-cínicos me castigan.
Si lo que hago está bien y lo que digo también, y se entiende pero no uso las palabras adecuadas, los Progre-cínicos me vuelven a castigar.

No alcanza con que done toda mi fortuna, todo mi tiempo, toda mi enegía a Los Indios.
“¿Como les vas a decir Indios?! Son Personas Nativas de América, Países Centrales y el Caribe. ¿Querés estigmatizarlos? Mejor andate y llevate tu asqueroso dinero, no vuelvas NAZI”.

Aguante el Indio

Los progre-cínicos me tienen cansado porque crean patrones que, como los patrones de ciertas religiones, ni siquiera ellos pueden cumplir.

Me ocupo de ellos porque tienen gran penetración, porque convencen, porque me convencen y eso es peligroso.

Mejor tenerlo acá escrito, para recordarlo a ver si termino dentro de una secta.

Saludos a Todos. (*)

El Beduino.

(*) También a los negros que son iguales a todos eh! (**)
(**) También a los negros ignorantes, ojo no todos los negros son ignorantes.