A ver si encuentran la antena de direct tv

Leí hace un tiempo una historia acerca de un chico argentino que vivía en la villa 31 de Retiro (si, está bien, es casi como el “Palermo” de las villas, pero sigue siendo una villa) que había llegado a trabajar para uno de los grandes de la moda norteamericana (Calvin Klein o Ralph Lauren).

Recuerdo que lo ponían en el diario como un caso extremadamente excepcional puesto que esta persona había estudiado escuela primaria, secundaria (hasta aquí no debería haber nada de excepcional puesto que esto es obligatorio para toda persona en Argentina) y además había ido a la universidad a estudiar algo parecido a Ingeniería Textil.

Más allá del espectacular mérito que tenía esta persona (dado que no debe ser nada fácil crecer en una villa) me puse a pensar por que esto había sido considerado algo tan extraordinario. Y ahí lo entendí.

Es porque los argentinos somos amantes de hacer la fácil.

este si q la hace facil

Sí, es así, la gran mayoría de los argentinos optamos casi siempre por hacer la fácil y quedarnos con eso. En el caso de esta persona, aquella que le dictaba el medio en el que crecía era la fácil, pero él optó por otro camino. Él se salió del camino, él eligió, él no siguió a la manada.

cartonero… reciclador humano

En su caso, él podría haber decidido salir a cartonear como hacían todos los demás, no tener que estudiar ni matarse con exámenes y demás, sólo saber un poco de matemática para que no te estafe el que te compra el cartón.

este eligio salir a robar

Podría haber elegido salir a robar, de última, si lo agarraban, hasta podía llegar a conseguir techo y comida gratis por un tiempo (sí, ya se que la cárcel no es tan fácil, pero una vez escuché un par de entrevistas a presos que decían esto mismo).

los mejores, los unicos, los metodos piqueteros

Podría también haber hecho la más fácil de todas, acudir a actos políticos, piquetes y marchas de Castells, por el pancho, la coca y la tortafrita como van todos. Sostener una bandera roja mientras que con la otra mano se clava un choripán como hacía mucho que no comía. Encima hasta puede tomar sol en el puente Pueyrredón y nadie le va a ir a hacer nada, porque hay unos tipos encapuchados con palos que tienen inmunidad para pegarle a cualquiera que se acerque.

por 10 mangos en once

Y los argentinos somos un poco así. En realidad creo que todo el mundo es un tanto así pero los argentinos un poco más. Tratamos siempre de hacer la fácil. ¿No anda? Lo emparchamos. ¿Es viejo y necesita ponerle mucha guita encima? Le damos una lavada de cara. ¿Gastar diez pesos ahora y a ver si funciona o 100 y asegurarse? Muchos eligen los 10 ahora.

no esta haciendo nada malo no?

Educar a toda la población y hacer que todos puedan tener trabajos es difícil, dar planes “trabajar” a los desocupados es la fácil. Tener un servicio hospitalario de calidad es difícil, ya que formamos buenos médicos que se las arreglen como pueden, es la fácil. Evitar que estos tipos de Quebracho rompan todo (más allá de si el que recibe los palazos lo merece o no) es difícil, dejarlos actuar y eventualmente comprarlos para que hagan lo que nos conviene es la fácil.

Y la plebe, la gente común, el populacho, mira al gobierno y lo ve haciendo la fácil. Mira a su alrededor y ve más gente como ella haciendo la fácil. Va al hospital y ve que por culpa de alguien que hizo la fácil los médicos la tienen difícil, pero que todo funciona. Ve que la fácil funciona… y decide hacerla.

¿Reinventar la rueda? ¿Complicarse por placer? ¿Masoquismo? No, gracias, hagamos la fácil.

Y no es uno, no son diez, son miles, millones. Por eso es que si uno no hace la fácil, lo vemos como un bicho raro, pero hay gente que se da cuenta y piensa que esa persona algo bien hizo.

las paredes caen las ideas quedan

Ojalá que alguien haya leído la historia de esta persona y se de cuenta que el nacer en una villa es una dificultad, no un Muro de Berlín que atenta contra toda posibilidad de ser alguien en la vida, de superarse, de conocer otros lugares, otras vidas, algo mejor.

Con que uno lo piense, con que uno lo imite, ya estaríamos mejor.

Ojo, todos hacemos la fácil. Estamos cómodos con hacerla. Total es fácil. Si quisiera hacer la complicada, en lugar de escribir en el blog esto, lo tendría que enviar a medios como Clarín, La Nación, Infobae y salir a predicar en las villas.

Pero sin dudas El Sabio se retira, como todos los argentinos… en esta, voy a hacer la fácil. Saludos.

Anuncios