Hoy vengo a comentar acerca de un comportamiento de la sociedad que siempre me causó sensaciones encontradas… gracia, bronca, desconcierto y hasta un poco de angustia.

 

En la cocina uno nunca sabe lo que pasa

Veamos una situación… uno va a comer a un restaurant de los muchos muy buenos que hay en Buenos Aires y en cualquier otro lugar del mundo. Como bien/mal/regular y lo atienden bien/mal/regular, eso no viene al caso, o si, pero va a venir luego.

 

Quien habra inventado esto…

Uno termina de comer, le traen la cuenta, la paga y cuando se está levantando de la mesa, aparece un tema siempre escabroso: LA PROPINA.

Que el 10%, que el 15%, que lo merece, que no, que no seas tacaño, que algo hay que dejar, que es mucho, que es poco… nunca hay acuerdo.

 

Si tuviera tanta guita, no tendria problemas con las propinas

Y encima, esta no es una conducta sólo de los argentinos, sino que es de todo el mundo. Y se dan un millón de situaciones con la propina.

Por ejemplo, uno nunca sabe cuanto hay que dejar. ¿En función de que? ¿Del servicio? ¿De la comida? ¿Del servicio y la comida? ¿Si me gustó la comida pero me atendieron mal, puedo dejarle la propina al cocinero? ¿El cocinero puede tocar plata, no se supone que el dinero es sucio?

Entonces uno se pone a pensar…

  • Me atendieron mal y comí mal… no dejo propina.
  • Me atendieron mal y comí bien… ¿Qué hago?
  • Me atendieron bien y comí mal… ¿El mozo tiene culpa? ¿Merece propina?
  • Me atendieron bien y comí bien… buenísimo, dejo propina y seguramente volveré.

Yo tengo un sistema… si me atendieron mal, no hay propina. Si me atendieron bien, hay propina, y esta varía en función de la comida. Si además comí bien, dejo un… no se… un 10%. Si comí mal, un 5%.

 

Junto monedas viejas para propinas a mozos forros

Pero si no dejo propina, el mozo va a pensar que soy un tacaño, no que me atendió como el culo… ¿entonces? Una vez dejé 5 centavos de propina, como muestra de desprecio… pero después me dio cosa, ¿el tipo se lo merecía? ¿Y si justo le habían dicho que lo iban a rajar o que le iban a bajar el sueldo o que se le murió el perro?

Son demasiados factores.

Aparte, ¿cómo se reparten la propina? ¿Cada mozo se lleva lo que ganó? ¿Se lo reparten? ¿Y si se lo reparten, en que porcentaje?

 

Para mi, esto es una injusticia

Haciendo una investigación, encontré de todo… el jarrón común de propinas que se repartía una parte para cocina y en partes iguales para los mozos y también el “cada uno se lleva lo que recauda“.

 

Lean a Marx y van a ver que el estaba en contra de esto

Pero con el jarrón surge una injusticia importante. Supongamos que soy mozo y me mato laburando y gano muchas propinas porque soy simpático y hago todo bien y diligentemente, pero mi compañero es un vago que atiende con mala cara y no le dan un peso de propina… ¿hay que ejercer el comunismo de propina? ¿es justo?

 

A Jerry Lewis si que le daria propina

Una persona que trabaja en la industria del turismo me dijo que los argentinos no le dan propina al botones nunca. La mayoría de las veces que fui a un hotel con botones, el bolso lo llevé yo porque no pesaba nada… ¿tengo que darle propina por apretar el botón del ascensor y mostrarme cual era mi habitación? Cuando me ayudaron con las valijas y todo eso, ahí no tuve problema en dar propina.

Encima, investigando encontré que la propina es la mejor forma de dar sueldo en negro… por ahí un mozo cobra 200 pesos en blanco, pero con las propinas se va a 1000… pero el empleador solo paga por los 200 que le paga en blanco… el resto es sin impuestos, sin nada…

 

No se imaginan la guita que dejaria en propinas de delivery

Lo usan todos. Con el delivery de comida, electrodomésticos y cualquier otra cosa… aparentemente la regla es que si uno no está dispuesto a hacer algo y otro lo hace pero uno no le paga (si no que le paga otro)… uno tiene que dar propina. Es como un pago simbólico por un servicio ya pago.

 

De esto, den toda la propina que quieran

Y encima hay un comportamiento que siempre me pareció raro con respecto al tema propinas… y es el de los extranjeros. Siempre dejan propina, y siempre el 10, 15 o 20% (depende del país de origen) no importa si los hayan atendido bien o mal. Es casi como una ley para ellos.

Y por último, lo último que pude investigar para esta teoría es que aparentemente, ser mozo en el centro de negocios de una ciudad importante al mediodía es un poco una cagada… la gente que almuerza en horario de trabajo casi nunca deja propina.

El Sabio se retira pensando que las únicas mozas que nunca vi que recibieran propina fueron las que trabajan con Mirtha Legrand. Deben trabajar muy mal.

Anuncios