Este fin de semana un equipo argentino volvió a pasar de ronda en un torneo, basado en las malas artes, ciertas dosis de suerte, un esquema ultradefensivo y la alta efectividad en penales. No, quédense tranquilos, Bianchi no volvió a Boca, estoy hablando de Los Pumas.

La imagen que estan dejando Los Pumas

Repasemos. Se dice siempre que el rugby es un deporte de machos, de valientes, sin embargo el Mundial está demostrando otra cosa.

Nueva Zelanda y Australia, las dos principales potencias, perdieron más por miedos propios que por virtudes ajenas.

Nueva Zelanda arrugó con Francia. Iban ganando 13 a 3 después del primer tiempo y se dejaron remontar el partido. No te puede llevar por delante Francia, un equipo que tiene una gallina como símbolo y perdió hasta con Argentina.

La Copa que ganaron Las Gallinas, Las Gallinas

A Australia le pasó algo parecido con Inglaterra, ganaban 10 a 6 en el entretiempo y perdieron 12 a 10. Inglaterra, un país que tiene a Beckham y a Elton John como ídolos, un país en donde Verón era un 5 “de marca”, se los ganó de guapos.

Alla firma autografos

Sudáfrica, el tercer semifinalista y próximo rival de Argentina, terminó ganando su partido frente a Fiji 37 a 20. A los Springbocks también les temblaron las piernas e hicieron todo lo posible para perder, pero… ¿como perder con Fiji? Un país que si no fuera por el TEG no sabríamos que existe, y que posiblemente tenga 30 habitantes masculinos, justamente los que envía al mundial.

¿Existe Kamchatka?

Argentina, con el camino allanado, por ser el caballo del comisario de la Federación Internacional de Rugby tenía que enfrentar a Escocia. Un país lleno de gordos, grandotes, borrachos y prepotentes, es decir de jugadores de rugby. El partido era fácil, hasta que las taras mentales de siempre empezaron a hacer mella en nuestros queridos pumas, que veían como les remontaban el partido sin que pudieran hacer nada. Por suerte Los Pumas se dieron cuenta que se jugaban todo su prestigio, es decir no se jugaban nada y pudieron aguantar el final del partido sin que los escoceses cruzaran el ingoal. Fue clasificación y fracaso. Por no haber podido vencer a un rival tan débil por más de 30 puntos y mostrar tan poca garra, corazón en los momentos decisivos. La pregunta quedó flotando, ¿Hasta cuando podrán avanzar los pumas mostrando tan poco Rugby y temperamento?

El Comisario es un Caballo

Pero lo de arrugar no es algo exclusivo del rugby, aunque sea característico de ese deporte.

Boca arrugó en cancha de River. Arrugaron contra “Las Gallinas”. Podríamos comparar a Boca con los de Nueva Zelanda, los hinchas de Boca también ponen banderas negras y dicen que son All Blacks.

Todos (All) son pocos

Igualmente, las declaraciones del plantel de Boca fueron otras. Banega saliendo del vestuario con una larga sonrisa en el rostro expresó: “Estoy conforme con el resultado, fue lo que vinimos a buscar… que Passarella se quede hasta fin de año en River”

Independiente jugó después y podía escaparse en la punta, pero falló. Arrugó contra Newells, fueron más pechos fríos que Newells, algo que parece imposible, es como matar a la muerte, como quemar al sol, como pedirle al cantante de Coldplay que se tranquilice.

Me embolan tus traumas de millonario

Empezó en el rugby y se traslado al resto de los deportes.

Fue el fin de semana “del arrugue”.

Vimos a muchos equipos arrugar contra equipos que habitualmente arrugan.

Para que fuera completo alguien tendría que haber perdido con Gaudio. No pidamos imposibles. El Gato no le puede ganar a nadie. No al menos hasta que Coria vuelva al tenis.

Después de Vilas estos son los mas