Pensamos que las elecciones son importantes, por eso queríamos escribir algo.

En realidad no serían importantes si fuéramos un país en serio. En un país en serio gobiernan las leyes y poco cambia asuma quien asuma. En ese sentido da lo mismo que gané X o Y, X es igual a Y, pero nunca es igual K, ni siquiera MM y mucho menos a UCR.

¿Mauricio es Menem?

Si fueramos un país destruido, totalmente destruido, tampoco las elecciones tendrían sentido. La gente se mataría en las calles y tendríamos que esperar a que se mueran todos, hasta el último, con las armas que venden los paises en serio para empezar a reconstruirlo.

Buena Peli mirenla

Las elecciones importan, sirven, si uno es un enfermo, pero un enfermo curable, no uno terminal. De otra manera dale al escabio, a la droga, a las mujeres, total estás muy saludable o te vas a morir mañana. ¿Se entiende? Creo que si y si no se entiende que lo explique Blumberg que para eso es ingeniero.

Queríamos hablar de las elecciones, porque son importantes. No solo queríamos hablar, queríamos hablar y que se entienda, y como los argentinos solo entendemos el fútbol, decidimos “traducir” los candidatos a ese lenguaje, para que ustedes eligan con más facilidad, si es que alguno les gusta.

El Show de Cristina.jpg

Cristina Kirchner – Carlos Salvador Bilardo: Si analizamos bien sus comportamientos son personajes bastante bizarros, aunque el sequito de obsecuentes que los escuda intente venderlos como genios incomprendidos. Tuvieron la suerte de tener un contexto favorable, tuvieron la astucia de aprovecharlo. ¿Cómo se puede medir su capacidad?, ¿Tienen algún mérito?, ¿Te puede ir mal como presidente de Argentina si la soja sube y sube?, ¿Te puede ir mal como técnico de la selección si tenes al mejor Maradona?, ¿Se puede arruinar a el mejor Maradona? Creo que no, salvo que seas Maradona.

Para Murphy todo falla

Lopez Murphy – Marcelo Bielsa: Sus seguidores los catalogaran de estudiosos, de trabajadores, de genios, de adelantados. Sus detractores dirán que son rígidos, intransigentes. Los dos tienen un sistema y lo aplican a rajatabla (1, 2), contra viento y marea, sin tener en cuenta el contexto. Por supuesto fallan, la mayoría de las veces, todas las veces. Es como que a uno lo manden a fabricar una tuerca y la fabrique, perfecta, y hasta de oro, de platino, pero sin preguntar el diámetro que tenía el tornillo en el que iba a ser montada. La tuerca, de no mediar la suerte, no servirá y el experto en tuercas se sentirá frustrado, pensando que hizo todo bien, que el problema no es de él y que hay 30 millones de tornillos que no lo entienden. Tal vez si viviéramos en otro país, con otros tornillos, la cosa sería distinta, encima arruinaron el oro, el platino. En el caso de Bielsa la cosa es menos grave porque a lo sumo arruinó al “Piojo” López y lo que quedaba del “Burrito” Ortega.

“Lilita” Carrio – Caruso Lombardi: El hecho de enfrentar al Establishment con tan pocos recursos como probabilidades de éxito, y algunas veces salir airosos, incomodándolos, dejándolos mal parados, les hizo ganar adeptos. Motivadores, carismáticos, ¿tribuneros?, ¿vendehumo? Se duda tanto de la seriedad de sus proyectos, como de su capacidad de gestión. Es difícil elegirlos, tenemos miedo de perder, de terminar abrazados con ellos llorando, denunciando alguna conspiración, del arbitro, del periodismo o de la AFA.

¿Por que no gobierna Zamora primero?

Luis Zamora – Angel Cappa: Amigables, afables, simpáticos, “entradores”. Son grandes oradores que podríamos escuchar durante horas y podrían convencernos en un segundo. Los elegiríamos para dirigir cualquier equipo, excepto el nuestro, porque nos iríamos al descenso irremediablemente, eso si, con muy buenas intenciones y la conciencia limpia.

PeteMan

Roberto Lavagna – José Pekerman: Sus rostros y sus cuerpos casi no expresan sentimientos. Son aburridos. Uno se imagina que cuando se van a dormir, en pijama y musculosa, se sacan las pantuflas, que ya tienen casi 30 años y toman un sorbo de leche, antes de darle un beso a la esposa de siempre que hace rato no aman.
Obtuvieron resultados, en mayor o menor medida, pero estos nunca van a ser del todo reconocidos, en este país al menos, porque no tienen ángel. Claro que en Argentina, una Nación que hizo ídolos populares a Susana, Tinelli y Natalia Oreiro por su ángel, esto del ángel ya debería considerarse demoníaco. Son Pingüinos, pechos fríos de la vida, en un país donde ese es casi el peor de los pecados, donde la prepotencia es casi una virtud. Somos un poco italianos después de todo.

Menos mal que este tipo de jerarquias ya no existen en nuestra Sociedad

Rodríguez Saá / Jorge Sobisch – Daniel Passarella: Si lo tenes en tu feudo bancátelo hasta que alguien con más poder decida echarlo. El nunca va a renunciar. Se va a aferrar a su cargo lo más que pueda. Nosotros después de verlo dirigir ni loco lo elegimos para el nuestro (eso espero, no me decepcionen).

 

¿Ganara Argentina esta definicion?

Yo por mi parte espero que la cosa se defina por penales. Siempre es más emocionante. Además no quiero triunfos contundentes que inflen técnicos medio pelo.

¿Mi Voto? Al FUCK!!! Obviamente.

¿Volvera el Ermi?

Copate a ver si entro

Mucha Sabana!!!

Anuncios