A propósito de la desgracia padecida por La Doncellita, además de solidarizarse con ella la gente comenzó a darle miles de consejos sobre como Vengarse y/o hacer Justicia.

Sacate la careta, lo hacias para comerte a Celeste Cid

La palabra Venganza tiene una connotación negativa. Venganza en este caso es hacer Justicia por cuenta propia, sin someterse a los tediosos tiempos y procedimientos de la justicia institución, de la justicia con minúsculas, de quienes tienen el monopolio, el usufructo de hacer justicia.

La Venganza no le conviene entonces a quienes poseen ese usufructo, ni tampoco a la sociedad en general. No sería bueno que cada uno fuera por ahí vengándose por lo que cree injusto. Sin embargo, en casos tan obvios con este, la venganza es tan solo pedir un adelanto por lo que la justicia nos debe y seguramente, de no mediar nada raro, nos pagará.

Al Final Pagamos

La Venganza en este caso es como si una mujer embarazada se colara en la fila, igual la íbamos a tener que dejar pasar.

El problema son los límites. Bueno, está vez no digo nada, porque está embarazada ¿Pero la próxima?, ¿Y si se cola una mujer anciana?, ¿Y si se cola una mujer de 100 años?, ¿Y si se cola una mujer de 80 años?, ¿Y si se cola una mujer de 20 años?, ¿Y si tiene buen culo? La dejo pasar.

A los 60 y pico la dejo pasar tambien

Se le dieron decenas de consejos a La Doncellita.

Muchos le sugirieron recurrir a la violencia.

No me gusta está opción. La violencia en este caso no resuelve nada. La violencia se sufre un tiempo, mientras dura la golpiza, a lo sumo algunos días más, mientras que el tipo a nosotros nos hizo un daño indeleble. Además si los golpes salen a la luz corremos el riesgo de convertir al tipo en un mártir, al victimario en victima, lo cual nos va a dar más sed de venganza, ¿Y a qué vamos a recurrir?, ¿A otra golpiza?

¿Victimas?, ¿Victimarios?, ¿Argentinos?

Es un circulo vicioso. No va.

Además la violencia es primitiva, poco sutil, nosotros somos más inteligentes, usamos Internet, votamos a la Alianza.

El otro método es el escrache. Un método no violento mucho más violento que la violencia.

El escrache como yo lo entiendo es volver loca una persona, es golpearla desde todos los lugares al mismo tiempo.

Me considero un experto en el tema, tal vez no un profesional.

No voy a entrar en detalles de nombres, lugares, momentos, me lo prohíben los otros integrantes del blog para que no se relacione este sitio, puro, con aquellas actividades. Fue una promesa desde los comienzos, pero la gente que me conoce sabe que practiqué escraches contra personas y empresas, siempre con mucho éxito.

Quise decirlo de manera sutil, pero para el que no lo entendió SOY UN PSICOPATA.

Saquenme el bosal, sino no puedo hablar

Un psicópata social, un psicópata copado, un psicópata con clase, pero un psicópata al fin.

Ataco a estafadores, a garcas, a corruptos, nunca a abusadores, pero puedo empezar. Me encantaría.

Ese es en realidad el problema, que me encantaría.

Me escondo detrás de estas grandes causas, de los derechos humanos, de la justicia, me engaño y los engaño, pero en realidad lo que me gusta es el escrache en si, la actividad psicópata, planear, ponderar el daño a estas lacras y causarlo para luego regodearme con las consecuencias.

A mi no me resulta, demasiado lento

Pasar por al lado de ellos mientras lloran, a veces exteriorizándolo, y darles mis pésames. Que ni se imaginen que fui yo y ser yo.

Ser un Psicópata, vengar a la sociedad causa cierto placer, en cierta manera es una droga, tienen que saberlo si van a probarla.

Hay dos conceptos fundamentales que hay que aprender si uno va a transformarse en Psicópata. Si uno va a hacer un escrache.

Uno es el de las vulnerabilidades, el otro es el medio. Son dos conceptos complementarios, como la llama y el combustible, como el goleador y el playmaker.

La vulnerabilidad es algo que la persona no quiere que se sepa. A veces se encuentra fácilmente estudiando la vida diaria de la persona. Además si nos queremos vengar seguramente es una persona conocida, así que probablemente no haya ni que estudiarla siquiera.

Salgan del Closet!

Si somos arriesgados y no nos importa que nos identifiquen con el escrache son muy útiles los reproductores de mp3, las conversaciones grabadas, no pocas veces estas lacras o sus complices reconocen sus culpas en charlas informales.

Escrachar es muchas veces jugar con los supuestos, con los prejuicios. Nadie se imagina que lo están grabando.

Puede ser infiel, drogadicto, puede defraudar a su empresa, puede ser hincha de Boca. Algo siempre se encuentra y sino hay que inventarlo.

Debuto con un pibe y es hincha de BOCA!!!

Lo importante es, inventándolo o no, que siempre resulte verosímil con la persona, creíble. Si mañana me dicen que cierto empleado, llamémoslo Luís, es alcohólico, y Luís suele llegar al trabajo tarde, y Luís suele estar desaliñado, y Luís tiene mal aliento y Luís no se expresa claramente, a lo mejor Luís no es alcohólico, a lo mejor Luís nunca probó el alcohol, pero esa mentira se va a instalar muy profundo en mi subconsciente y va a ser muy difícil de extirpar.

Tampoco es necesario que la acusación esté asociada con el daño que hizo la lacra en cuestión. Si el tipo acoso sexualmente a mi novia, no es necesario que utilice dicha vulnerabilidad, siempre hay que utilizar la vulnerabilidad más dañina, después de todo lo que queremos es vengarnos, hacer Justicia, condenarlo duramente, por lo que sea. En ciertas empresas machistas, en la armada, acosar a una mina puede ser visto como piola, como de macho, pero ¿Qué pasaría si les hacemos creer que el tipo es gay?

La Explosion Gay

El concepto del medio es fácil. El medio es ni más ni menos que el vehiculo que vamos a utilizar para acusar a la persona. Puede ser una lista de mail, un blog, algún articulo de La Nación que hablé del tema, una radio vecinal, algún paredón o TODO esto al mismo tiempo.

A veces el medio es una carta con fotos entregada a la mujer. A veces no, porque la mujer lo sabe y no le importa, en ese caso se deberían enterar los hijos, la familia.

Las cadenas de mail son grandiosas. Suelo agregar 3 o 4 direcciones que yo manejo. El resto de la gente ve entonces que no solo 1 persona acusa a la lacra en cuestión. Que son varios. Y todos con los mismos argumentos. ¿Casualidad? No!, soy yo pelotudos!!!

Tengo cada reunion de consorcio

Lo importante en estos casos es la consistencia. No tanto acusarlo de miles de cosas distintas, sino de pocas pero probables. Consistencia también en los personajes, si alguien habla como Carlitos Tevez no puede salir en el mail siguiente recitando a Borges.

Al 3° o 4° mail se agrega link al blog con más pruebas y ahí bola de nieve.

Bolas de nieve, corazon de hielo

Después de leer miles de acusaciones similares contra la misma persona la acusación se transforma en verdad. La gente se convence o se atreve a denunciar que fue victima de lo mismo. El escrache funciona.

Una vez que la bola de nieve es bien grande, que hay muchos testimonios, se distribuye el mail a gente que puede tomar acciones, represalias. Gerentes, directores, prensa en general, asociaciones que defienden o atacan ciertas cosas.

Lo mejor en este momento es ver como el tipo pierde energías, vitalidad. Como piensa en cada segundo de su vida en estas acusaciones de las cuales no se va a poder desligar.
Cómo las sábanas en las que duerme amanecen traspiradas.
Como pierde peso y pelo, como gana ojeras.
Como se va desdibujando su entorno.
Como no puede creer en nadie, porque todos pueden estar opinando en esa cadena, en ese blog, porque todos pueden ser EL ENEMIGO.

El Entorno de Charly Garcia

Por un tiempo el tipo va a preferir estar muerto, va a preferir que lo hubiéramos matado, ni hablar de cagarlo a trompadas.

Y digo que no puede hacer nada, porque defenderse es promocionar el ataque, darlo a conocer aún más y no defenderse es legitimarlo, los que saben del ataque pensarán “¿Por qué no se defiende si tiene razón?”

Houdini decía que no es difícil liberarse de un chaleco de fuerza. “El truco consiste en permanecer calmo”.

Son todos trucos de espejos

Claro que pocas personas pueden permanecer calmas cuando le ponen un chaleco de fuerza. Uno termina ahogándose en sus propias arenas movedizas.

Donce, tendríamos que planearlo bien, pero así como contas con El Grone, que debe ser un profesional del tema, conta con El Beduino para ponerle la B a esta Benganza.

Ya arruiné a varias empresas, ya arruiné a varias personas.

Repito, es una droga. No me siento orgulloso de esto … Bueno en realidad si.