Estaba viendo un partido de la NBA, soy muy seguidor de la NBA (como de la Liga Nacional), principalmente de un equipo que se llama Miami Heat.

La temporada actual de este equipo es horrible por distintas situaciones. Están casi últimos a pesar de que todo el mundo los daba como candidatos para ganar todo en su división. Es casi casi como que el Barcelona esté peleando el descenso en la liga Española.

Parecen un equipo de enanos de jardin

En la NBA hay algo que se llama Draft, esto es una etapa de la temporada en la que se eligen los jugadores universitarios para los equipos. Y los que primero eligen son los peores. Esto está bueno porque tiende a balancear los equipos. Un equipo horrible elige a Michael Jordan y pasa a ser un equipo excelente. Pero antes era un equipo horrible.

Entonces pensé “Que grandes estos de Miami, están perdiendo a propósito porque tienen un buen equipo pero no les da para ganar todo esta temporada. Están perdiendo para elegir un buen lugar del draft y ganar la próxima temporada, están haciendo un plan a largo plazo”.

La realidad que no quieren aceptar

Me puse a pensar otros casos, Racing tardó más de 30 años en salir campeón, estuvo “perdiendo” todos esos años y cuando ganó llenó 2 canchas (según el mito que promueve la hinchada de Racing).

Y no solo se da en el deporte. En casi todos los órdenes de la vida pasa algo similar. Es muy raro el caso de alguien que, haciendo algo, arranque ganando.

Un amigo de mi viejo se murió de hambre muchos años apostando a un negocio que no tenía actualidad en ese momento… el de los celulares. Cuando explotó todo el tema de los celulares, el tipo llevaba muchos años de experiencia en el ramo. De la noche a la mañana pasó a comprarse un departamento espectacular y cambiar el auto dos veces al año.

Me paso varias veces

Seguramente antes de encontrar un restaurant con excelente comida y barato uno tuvo que entrar en cada antro desastroso y precios astronómicos.

Es como la gente que se come un bagarto tras otro. Si en realidad eso lo usa como plataforma para practicar chamullo y lograr un nivel mejor, fantástico. Ahora si se queda ahí es un bagayero y listo.

Looooooooser

Es muy probable que más de uno haya sido embaucado, haya perdido guita, haya tenido un laburo insoportable, o no haya conseguido un laburo todavía… haya perdido en la vida hasta el momento… no importa, es una etapa previa a ganar.

Igualmente no voy a decir “que algo es la excepción a la regla” (como por ejemplo el tipo que todavía está con su primer novia) porque es una frase que me pone los pelos de punta. Si tiene excepciones no es una regla. Listo. Lo dije. Para mi es así. El día que encuentre una excepción a una regla es porque no hay regla. Puede haber generalizaciones, desvaríos, puntos de vista, etc… pero no hay regla.

Por eso, esto no es una regla. Es una teoría, puede caerse, puede mantenerse, es mi punto de vista, miope, chicato o con astigmatismo, como quieran. Pero no es una regla. Es otra cosa.

Es algo que he generalizado a partir de muchos casos. Para mi, el que pierde… a la larga gana. Si sabe perder. Si lo acepta.

Marion Jones habia ganado todo y perdio todo

El tipo que gana siempre no sabe lo que se pierde. El día que pierda, lo pierde todo.

Es como esas frases que dicen que la experiencia se hace equivocándose. Bueno, hagamos un corolario, la experiencia se hace también via perder por más que no te equivoques.

Si te hicieron el gol en el último minuto por un zapatazo inatajable del que nada tuviste que ver, no te equivocaste, perdiste y listo. A otra cosa.

Ya lo decían en su tango Homero y Virgilio Expósito: “Primero hay que saber sufrir…”

Primero hay que saber sufrir…

No se calienten si pierden hoy. Búsquenle la vuelta para que eso sea la plataforma de ser un ganador mañana.

El Sabio se despide deprimido porque la teoría quedó como si la hubiese escrito Jorge Bucay. No importa. La próxima saldrá mejor.

Anuncios