Hoy parece increíble, pero La humanidad no siempre estuvo dividida. Los hombres no siempre estuvieron enfrentados. Distantes si, porque había muy pocos, y la mayoría estaban cruzando el Estrecho de Bering, pero no peleados.

No es muy difícil imaginar como surgieron las primeras disputas. La Biblia dice que fue con Babel. Nosotros conocemos Babel, la película, aquel drama multipremiado en donde a la mujer de Brad Pitt (Angelina algo) le meten un tiro en el cuello mientras recorría Asia o Africa con él, para adoptar un chico negro y/o chino y hacerse la progre.

La torre de Babel fue tal vez el último proyecto que tuvieron todos los hombres en conjunto, construir una torre tan tan alta, que sirviera para hablar con Dios. Dios se enojó, dijo “A mi se me habla de rodillas y juntando las palmas de las manos” e inventó los lenguajes.

Los hombres fueron separándose, casi inmediatamente, en grupos según el idioma que practicaban. Las disputas no tardaron en surgir. Muchos pensaban, como nos pasa a más de uno en los supermercados chinos, que si no entendían lo que decía el otro, lo más probable era que el otro se estuviera burlando de uno.

Otra cosa que pasó, es que Dios no fue ecuánime en la división. Hubo mucho de azar, es verdad, también de incapacidad, no porque sea Dios no lo vamos a criticar.

La calidad de las mujeres no era igual para todos los lenguajes. Los italianos salieron ganando, tal vez por su cercanía al Vaticano. Las anglosajonas eran por lo general gordas y desagradables (chivan mucho), las guaraníes, guaraníes.

Estos últimos pueblos, con mujeres tan “exóticas” fueron los que tuvieron destinos más extremos. Muchos desaparecieron por la falta de deseo de reproducirse de sus habitantes, pero los que sobrevivieron dominaron el mundo, con sus ejércitos repletos de soldados deseosos de ser reclutados, con tal de abandonar el país y conocer otras mujeres, mujeres.

El Lenguaje, las Mujeres y Dios fueron las tres primeras cosas que separaron a la sociedad. Todo el resto de las cosas, son hijas de estás.

Es irónico, porque estas cosas que nos dividieron, desde un comienzo, son las mismas que se evocan para unirnos: “¿Cómo vamos a estar peleados con los chilenos?, si hablamos el mismo idioma”, “No se peleen, hay mujeres, por Dios”.

Con respecto a las mujeres y el lenguaje los hombres también se dividieron en dos, surgiendo las dos teorías, que aún hoy se utilizan en la practica para conquistarlas.

No existe una tercera posición, no existen híbridos, los hombres intelectualmente honestos deben subscribir a una u otra postura , evitar ser tibios, faltarnos el respeto.

La primera teoría se basa en la creencia, falsa o no, de que es imposible entender a las mujeres. Si es imposible entenderlas, mucho menos anticipar su comportamiento, siempre loco, aparentemente aleatorio, por tanto lo que conviene es abordarlas a todas por igual, rápido y si es posible al mismo tiempo, para descartar velozmente las que van a rechazarnos y dar con la correcta.

No sé puede determinar con que mujer hay más posibilidades, no sé puede seleccionar una indicada, hay que ir a todas, todo el tiempo.

Los que abogan por esta teoría son goleadores, optimistas de la vida. Saben que para que sea gol hay que pegarle al arco y entonces le pegan al arco, de todos lados, de cualquier lado. La mayoría de las veces la hinchada rival y hasta la propia se burla, murmura, los cachetean, pero muchas veces al final del campeonato terminan goleadores y los mismos que los criticaban dicen “Yo a este lo quiero en mi equipo”.

Los que abogan por esta teoría son capaces de salir con una modelo de Victoria Secret, ya que no se sienten intimidados de ir a hablarle, pero también dejarla en la casa un jueves a la noche, para comerse dos rolingas de 120 kg en Pinar de Rocha. Todos los goles valen 1.

La segunda teoría se basa en la creencia de que las mujeres emiten “señales”.

Si bien tendría que presentar las dos teoría de forma ecuánime y dejar que ustedes elijan la que más los convenza y se adapte a su personalidad, aquí quiero hacer un alto, para no traicionarme a mi mismo.

Para mi estas señales no existen, yo nunca las vi. Son como Papa Noel o la Doctrina Peronista. Les pido a las mujeres que si quieren hacerme señales, hagan de cuenta que están en una pista de aterrizaje y extiendan con impetu una bandera azul y otra roja, si es posible desnudas. Nada de sutilezas, de guiños minusculos. Yo no los detecto. Mi vida es más una canción de Pity que una novela de Isabel Allende. Considérenme ciego, sordo, mudo. Debo serlo si salgo con muchas de ustedes.

Los que afirman que existen estas “señales” dicen que es perder tiempo abordar a todas las mujeres. Mejor enfocarse en aquellas que nos llaman con sus gestos, que son las que más posibilidades tienen de aceptarnos.

Los que creen en esta teoría son capaces de seguir a una mujer de por vida, de obsesionarse, si creen que alguna vez está mujer les emitió algún gesto.

Para ellos no es perder el tiempo, es invertir en algo muy probable.

Los que creen en está teoría son estrategas, ralentizan el juego, tocan para atrás y solo chutan a portería si ven la oportunidad justa.

Los que creen en está teoría son los que se hacen los amigos por años, para consolarlas en algún momento vulnerable o en los casos más extremos los amigos gays, lo que es mucho más difícil de revertir, porque cuando la chica se muestra predispuesta a algo, no solo tienen que explicar que quieren dejar de ser amigos, sino primero que quieren dejar de ser gays.

Claro, que por lo general, después de tanto trabajo, algo pasa y la chica seguramente era bonita, sino no hubiera merecido tanto esfuerzo. Ahí viene el reconocimiento, la gente dice “¿Cómo hizo para acostarse con Caro?”, fácil, convivió 6 meses con un negro bastante fornido y profesor de salsa.

En definitiva un clásico de la humanidad. La calidad vs la cantidad. La eficiencia vs eficacia.

Cada uno elegirá con quien se queda.

Yo cierro con lo que dijo alguna vez Stalin cuando le preguntaron como pensaba vencer a los alemanes, que usaban armas más potentes, veloces, con mejores blindajes. El contestó “La cantidad es calidad en si misma”.

¿Esto significa que Stalin era gordero? No, lo que quiso decir es que 3 Muzzas de Ugi’s son equivalentes a una grande de Banchero, y cuestan más o menos lo mismo. Cada uno tiene que elegir lo que más le gusta y evitar la muzzarela contaminada.

Saludos.

El Beduino.

Modo Leñador On

Leñador: Me debes $5.

Doncellita: Volvimos, pone los fideos!

Fede muy bueno tu blog.

Inta: ¿Qué Ginobili sea el mejor 6° hombre de la NBA significa que en su equipo hay 5 mejores que él?, ¿Puede una figura verdadera ser suplente de algo?, ¿Este año va a tener ganas de jugar en la selección? Te dejo un listado con los mejores extranjeros de la liga, para que veas que soy imparcial.

Resto: Me pasaron cosas, lindas, feas, graves, después hablamos, pero de otras cosas.

El lunes empezamos un torneo de fútbol virtual. Los que quieran inscribirse envíen un mail a debeduinos [arroba] gmail.com , el cupo es limitado y es muy divertido.

Modo Leñador Off

Anuncios