Lo que se vivió ayer en cancha de River, ha evidentemente levantado una polvareda importante en torno a la figura del club de Núñez, de su manejo en general y de su liderazgo desde la conducción técnica. Pero, más allá de eso ha sacado a la luz una realidad futbolística que si bien venia golpeada últimamente, ayer se ha convertido en un pequeño 11 de septiembre virtual, futbolístico, riverplatense, y claro…ubicado en un 8 de Mayo.

River en 1 imagen

El 8M, como tengo el atrevimiento de llamarlo, tiene mucha tela para cortar. Pero concentrémonos en lo futbolístico. No nos adentremos en temas más complejos que deberán ser analizados más fríamente en un futuro, tal vez no muy lejano.

Metámonos en el partido:

En los primeros 10 minutos, la verdad la imagen que entregaba el partido era claramente favorable a san Lorenzo, que llegaba mucho más y con peligro. Pero esto se diluyo rápidamente, envolviendo al partido en una nube de polémicas y violencia.

Llegó el gol mal anulado a River por el árbitro del Chat….el árbitro del MSN….el señor Pezzota. Claro, la polémica no paso a mayores dado que en el siguiente ataque River consiguió la ventaja inicial. 1 a 0 y el cielo de River parecía despejarse y se vislumbraba un horizonte prominente para el club de Núñez.

Sos un desastre

Los pasajes del partido hasta el medio tiempo fueron cambiantes. Salvo en los minutos finales de la primera parte en los que el club de Boedo (¿o del Bajo Flores? ¿O de Almagro? Ni ellos saben) presionó y llegó con peligro, el partido era parejo y River manejaba la pelota. Claro, eran momentos en los que las papas no quemaban en las manos de los de Simeone sino en las de Ramón (¿como puede ser que te salgan todas siempre?) y se notaba en el desarrollo del juego. San Lorenzo se quedó con 10 por una doble amarilla en una actitud muy tonta para una fase de esta magnitud de copa libertadores, por parte del jugador Rivero y se terminó el primer tiempo.

Llego el entretiempo. Llegaron 15 minutos en los que nadie se imaginaría el desenlace de este partido atrapante para los espectadores neutrales, eufórico para los pocos hinchas que san Lorenzo llevó a la cancha, y traumático al máximo para los hinchas de River que ayer colmaron el estadio Vespucio Liberti.

GRASA!!!!!!

El segundo tiempo comenzó como los pasajes medios de la primera mitad, en la que el equipo de Simeone (¿y la táctica? ¿Y el orden?) manejaba la pelota con relativa tranquilidad, hasta que a los 14 minutos se produce la segunda expulsión en San Lorenzo, una IDIOTEZ de uno de los jugadores menos inteligentes del fútbol local. Hablamos de Botinelli claro. Este es un hito del partido, tal es así que a los 2 minutos llegó el segundo gol de River, 2 a 0 y euforia de la parcialidad local. EL PANORAMA ERA ABSOLUTAMENTE FAVORABLE A RIVER. Solo había que estar tranquilo, manejar la pelota, ser criterioso, y por ese camino seguramente llegaría una victoria aún más amplia. ERROR.

River no solo perdió la pelota (increíblemente) sino que también perdió los estribos, se le salió la cadena inexplicablemente, entró en el juego sucio de los de Boedo, y se desbarrancó teniendo TODO para ganar. Repito…TODO.

Para Abelairas, Buenanotte, etc...

River ya no manejaba la pelota, algo INVEROSIMIL para un equipo que tiene 2 jugadores más. Incluso me parece mucho mas posible que un equipo con 2 jugadores de más reciba 1 gol, por esas cosas que tiene el fútbol, un corner, un tiro libre, etc.… que perder la pelota teniendo 2 jugadores más. Eso si es imperdonable. Eso es lo que Simeone tendrá que explicarle a la gente de River porque claro, en esa materia, el es TAN responsable como los jugadores que dirige.

Este CAOS en el que entro River devino luego, a los 24 minutos del segundo tiempo, en un gol del luchador Bergessio, que no deja de pelear una sola pelota, tal como nos tenía acostumbrados hace 1 año en aquel modesto equipo de Racing que lo tenia como figura. En ese momento iban a penales pero ya había olor a decepción.

El Héroe

Lo que NADIE esperaba, es que esta tendencia continuara y los de Ramón siguieran manejando la pelota y llegando con peligro, y MENOS que hicieran el segundo gol tan solo 4 minutos después, obligando a River a hacer 2 goles para pasar de fase. INCREIBLE.

Ya la desazón era total. TOTAL. San Lorenzo claro desistió de atacar, y ejecutó con 9 hombre lo que River no había podido hacer con 11. Ojo, también ensucio el partido y River, muy tonto, entro en el juego.

Los jugadores de River empujaron pero con MIEDO, sin convicción, sacándose la pelota de encima. Nadie le pegaba al arco por miedo a la crítica posterior. Incluso, San Lorenzo por momentos le quito el balón y lo manejo CON 9. Incluso llegó con peligro.

No se como hacés....

Párrafo aparte para la ESTUPIDEZ de carrizo, que casi se auto convierte el tercer gol de san Lorenzo, en una maniobra digna de aquel Video match que conducía Marcelo Tinelli, quien por cierto debe haber disfrutado por TV mas que nadie del 8M.

River tuvo para convertir un gol diversas ocasiones, en las que se vio a sus jugadores dubitativos y miedosos para concretar la definición. Incluso cometieron la estupidez de TIRARLE EXCESIVOS CENTROS A UN EQUIPO CON 9. Innecesario. Sobraban formas más directas de encontrarse con el gol. Pero había miedo. había tibieza. Y fue la que finalmente selló esta humillante derrota (si, fue una derrota en el resultado global) que los dejo sin sueño, sin copa, SIN EL PAN Y SIN LA TORTA. Todo esto a dias de haber perdido el clasico con Boca.

Sin NADA.

El pan...y la torta...

Todo esto en un solo día, EL 8M, que no se si no desplazará a aquel partido que le diera a River el mote de GALLINAS, y sea aún más justificativo para este adjetivo que a los hinchas millonarios les duele tanto escuchar.

Don Niembro