Hace poco volví a ver televisión de vuelta. Para mi la tele se limitaba casi exclusivamente a canales de deporte y un canal de cocina que me gusta para robar ideas (me encanta mucho cocinar, es una especie de terapia).

La mia es una como esta

Lo que son películas y series me las alquilo o compro, me gusta manejar mis propios tiempos y odio saber que si me retraso me pierdo el inicio de una serie o algo asi.
Otra cosa que me molesta es que a veces me engancho mucho con una serie y quiero ver varios capítulos juntos, y si los estoy viendo en la tele no puedo.

Bueno, el tema es que a veces veo algún programa en canales de aire (Peter Capussotto y Futbol de Primera son algunos ejemplos) y me tengo que comer las publicidades.

Hay de varios tipos, pero las que más me molestan son las de otros programas del mismo canal. Esas dan para analizar muchísimo.

En algún momento hablé de la muerte de la creatividad, en función de dos ámbitos que conocía y mucho… el cine y los videojuegos. Bueno, creo que no me equivoco si digo que en el ámbito de la televisión argentina (y especialmente de las novelas) esto está llevado a extremos insospechados.

seinfeld

En series como Seinfeld, Lost, Family Guy, The Simpsons y en menor medida Friends tuvieron muchísimas temporadas (o van en camino de tenerlas) en las que casi casi no se repite una situación. O si se repiten tiene un sentido la repetición.

Pero en la tele de aca es increible. No solo las series o novelas duran nada, una o dos temporadas como máximo, sino que en el mismo programa, casi en la misma temporada se repiten hasta el hartazgo las mismas situaciones una y otra y otra vez.

Veamos algunas de las típicas situaciones (y eso que solo veo las publicidades):

1) El atropello.

Ratas!!!

Convengamos que en Argentina se maneja como el culo. Pero que en una temporada atropellen un promedio de 4 protagonistas de una novela como que me parece ridículo. ¡De hecho ha habido personas que fueron atropelladas 2 o 3 veces!

¿No tienen otra forma de generar una situación de hospital? Hay un promedio de 4 atropellos por infarto, es un poco ridículo me parece… No se, que se caigan de un balcón, que lo agarren unos negros en la calle y lo destrocen, algo distinto por favor.

Encima, directa o indirectamente, la culpa del atropello es de la pareja, tercero en cuestión o amor imposible que lo hace cruzar la calle enojado y sin fijarse al pobre atropellado de turno.

2) El ex.

Esta te daba menos problemas

En cada serie aparecen un promedio de 3 o 4 ex por temporada. O algo asi. Y encima en las situaciones más embarazosas. Algo asi como que el tipo va a almorzar a lo de una amiga, tiene un retorcijón, va al baño, abre la puerta y ahí está la ex sentada en el trono. Y se genera un silencio incómodo, como de 20 segundos sin pestañear… y después… dicen el nombre.

Y por supuesto que terminan teniendo un nuevo affaire en la bañadera. Basta, entiendo lo de “donde hubo fuego cenizas quedan” ¡pero en la TV argentina hacen asados con la ceniza!

3) El embarazo no deseado.

La no deseada fue Britney

Estos pibes compran preservativos en una farmacia donde atiende el joven manos de tijera. Si en la vida real hay un 99.9% de efectividad, en las telenovelas argentas es un 99.9% de inefectividad.

O directamente no usan, o nunca les enseñaron educación sexual en las escuelas (buen punto, aca se ve que investigaron antes de escribir el libreto).

El embarazo generalmente también cambia el destino del galán, que iba a abandonar a la nueva embarazada por otra mujer, pero ahora debe cuidarla. ¿No existen los padres abandónicos en televisión?, ¿Nadie se raja con la secretaria?, ¿Para qué tienen secretaria entonces?

Además nunca nadie sabe quien es el padre. Si es Juan, Jose, Pablo o Natalia, que se operó y ahora vive en Filipinas.

4) La bruja.

La del fondo!!!

Siempre es un familiar que odia a la familia. Está celosa de alguien o algo, en algún momento del pasado la cagaron o cree que la cagaron y jura y perjura y recontra jura venganza, pero es tan, pero tan boluda que no va a terminar nunca de hacer un plan como la gente.

Nunca un malo copado, nunca un malo inteligente, nunca un malo simpático. ¡¡¡Quiero un “Los Roldán” con el tio “Dr. Evil”!!!

Encima la bruja generalmente es paralítica o tiene algún impedimento. Si no es paralítica, tiene tránsito lento y no toma Activia. O además, no es paralítica sino que se hace la paralítica para retener a su lado al protagonista, que es tan bueno (boludo) que no la puede dejar.

5) La amnesia.

Se parece a Cavallo

Yo me golpeé mil veces la cabeza. Habré quedado medio boludo varias veces (calculo que hasta deben haber habido algunas consecuencias a largo plazo) pero nunca tuve amnesia. Y en las telenovelas tienen amnesia como mínimo 1 o 2 veces por temporada.

¿Qué les pasa a los actores? ¿Tienen el craneo finito? ¿Cerebro con poca capacidad de retención? En realidad algo entiendo, luego de memorizar tantas líneas de diálogo es un poco lógico que se olviden el resto de las cosas.

Aparte la amnesia se cura muy fácil, si alguien me dice que tiene amnesia le diría “Dale, no te hagas el boludo que me debes 1000 euros” o le pegaría con un palo en la cabeza a ver si puedo revertir el proceso.

6) El quilombo de clases sociales.

Donde esta la nariz rota?

Esta está un poco buena. El patrón que se quiere voltear a la mucama, el pibe de San Isidro que se enamora de la muchachita de La Cava que le roba el celular y la vive llamando, la muchachita de alta estirpe que se enamora del barrabrava con 5 causas pendientes y demás matices.

La clase media casi no existe (buena investigación acá también, pero un poco exagerada)… o son los famosos “negros cabeza” o son gente de “alta alcurnia”. La gente normal, que trabaja en oficinas de 9 a 18 y vive en Paternal no tiene espacio en las telenovelas.

7) El engaño.

Somos los pirataaaaaaaaaaas

En general las actrices de las telenovelas feas no son. Supongo que para las chicas Echarri o Arana les parecerán lindos también. Pero de ahí a engañar a cualquiera con cualquier otro a la primera oportunidad hay un trecho bastante grande.

Estos tipos no pueden mantener la víbora en la jaula ni que les paguen… ah, cierto, encima les pagan.

Encima de eso no solo son calentones, sino que son lo suficientemente boludos como para besarse a la tercera en discordia en la casa de la novia, enfrente de una cámara de seguridad o con el celular y subirlo a youtube. De carpa y disimulo no se puede ni hablar.

Y podríamos seguir por siempre. Se repiten más que River atacando por la derecha con Alexis Sánchez.

Miren Seinfeld (es LA serie). Un argumento super simple, dos locaciones, diez temporadas, cero repeticiones. Cada capítulo tiene una situación distinta, si, bizarras muchas veces, pero mantienen un hilo conductor sin incluir casi ninguna de estas situaciones descriptas arriba.

Si bien está claro que la creatividad no es algo que todo el mundo tiene, estaría bueno que se aplicaran un poco más, aunque más no sea en copiar cosas buenas.

Bueno, aunque, en realidad, si Tinelli lleva más de 10 años haciendo la misma mierda y tiene 30 puntos de rating… sigan haciendo lo mismo muchachos, los pelotudos somos nosotros.