Hace dos meses que me cuesta llegar a fin de mes. Todo por culpa de tener que pagar impuestos. Claro, la tele que me compré y por la cual empeñé casi todo lo que tengo no tiene nada que ver. Obvio, el tema son los impuestos.

No se crean que esto es lo que me compre

Y es muy lógico que uno se queje de los impuestos. Pero no porque esté mal cobrarlos, sino porque la gente no ve a donde van. Es como que te cobrasen un impuesto a la lectura de blogs aunque vos no tengas internet. Uno nunca va a entender el por que, porque no le va a ver razón de ser.

No encontre una imagen de un tipo metiendo la mano en el culo

Y habiendo toda clase de impuestos locos uno termina pagando por cualquier cosa. En cualquier momento sale el impuesto a comer carne. Y las famosas retenciones son un impuesto a la ganancia disfrazado. Inconstitucional, seguro, pero terminan siendo un impuesto.

La proxima venga con actor en serio

Ahora, imagínense que nos cobrasen impuestos a la posibilidad. Como en la película Minority Report (basada en un libro del genial Philip K. Dick), que detienen a la gente antes de que cometan la cagada y se los juzga por un crimen que no cometieron (Salve Brigada A). Supongamos que cuando se casan, a toda pareja le cobrasen un impuesto al divorcio. La posibilidad está, se lo cobramos. Es buenísimo, recaudamos muchísimo.

Y encima a algunos que tienen altísima probabilidad de divorcio les cobramos doble impuesto. Como a Maxi y Wanda. Por favor, ella se casó con el por la guita (le regaló un depto en Buenos Aires, uno en Rusia, dos autos y un casamiento en el Alvear), y el se casó con ella por el airbag (y por las dotes que demostró en sucesivos videos en internet).

¡O al robo! ¡Cobremos impuesto a la probabilidad de robo! Todo aquel que tenga dos manos puede robar, listo, le cobramos el impuesto. Para recaudar está buenísimo. Y lo recaudado lo ponemos en un organismo que se llame “Cámara de Damnificados de Robos” que nuclee a las posibles víctimas de robos y les brinde consejos sobre como defenderse (pero por supuesto, de darles un resarcimiento ni hablar).

Por lo menos el pelo lo tengo mejor

Calculo que para esta altura deben estar pensando que perdí el juicio, que estoy para compartir una habitación con R.P. McMurphy, Mancini y el jefe indio de “Atrapado sin salida” (odio ese nombre, nunca vi una traducción mas mala, la traducción original sería “Alguien voló sobre el nido del cuco”) y no se cuantos epítetos más deben estar aplicando a mi persona. Y en algunas cosas pueden tener razón. De poeta y de loco todos tenemos un poco decía alguien por ahí.

Pero el tema es que hay alguien que quiere pasar un impuesto a la probabilidad. Que quiere crear una ley para eso. Para cobrarnos un impuesto a la probabilidad.

¿Y a la probabilidad de que se preguntan? Fácil, a la probabilidad de piratear obras con propiedad intelectual.

ERROR. La cumbia mata la musica

Si te comprás un cd o dvd virgen, tenés la probabilidad de copiar un cd de música o una película, entonces, te cobro un “impuesto preventivo”. Lo mismo si comprás una impresora, un tóner, un disco rígido, una filmadora y hasta una PC, cualquier cosa que pueda llegar a servir para copiar música o video, incluidos celulares, pendrives, cámaras de fotos, todo. Sos un pirata. Sos un maldito ladrón y lo único que buscas en la vida es fundir a los músicos y a las discográficas, que son unas empresitas super buenas y super bonitas en donde lo único que hacen es promover a artistas que por si solos no juntan ni tres gatos locos.

En la página NO AL CANON pueden encontrar todos los pormenores de este tema, pero para que sepan un poco más, el proyecto de Ley de la Música busca crear un Instituto de la Música, el cual debería fomentar, promover, estimular y apoyar a los músicos Argentinos.

Fabio no sabes cuanto te banco

Y para financiar dicho organismo (y me copio la ley) “El mismo estará conformado por los importes que se recauden por la implementación de un cánon a todo objeto que permita el almacenaje, grabación y/o reproducción de música e imagen.”

Dicho y hecho, te comprás algo que permita grabar, almacenar o reproducir música e imágenes y pagás. Sin vueltas. Porque sos un asqueroso pirata.

De nada sirve que bandas que hoy son grandes hayan empezado tocando en tugurios asquerosos y hayan luego juntado muchísimas personas en un recital antes de que los firmara una discográfica.

Pioneros en ponersela a las discograficas

De nada sirve tampoco que bandas como Radiohead les metiera el dedo en el culo a las discográficas demostrando que se puede ganar más plata vendiendo el disco sin intermediarios por internet.

De hecho, te voy a cobrar lo mismo aunque lo único que quieras es grabar fotos de tu hijito recién nacido. Podría tranquilamente haber sido la última de Spiderman.

Y mientras tanto, comprar un juego original en Argentina sale 350 pesos. Si, 350 pesos. ¿Me están cargando? ¿350 pesos un puto juego de PC? Si, en USA sale 60 dolares, es verdad, pero no hay un “reemplazo nacional” de dicho juego que justifique que se le incremente casi el 100% del precio solo porque es “importado”.

¿Comprar un CD de música a 40 pesos? ¿En serio creen que la gente es pelotuda? Hacer el CD sale, en total, 3 o 4 pesos. Como mucho, con cajita, folleto lindo y todo. Y si al artista le pagan como mucho 1 peso por cada CD vendido, supongamos que el costo total, con traslado, publicidad y todo, de mayorista, no debería pasar de los 7 u 8 pesos. 10 con impuestos. Un minorista con venderlo a 20 pesos creo que saldría hecho. ¡Pero no, pongamos 40 y salimos mas hechos todavía!

Muchísimas veces he visto series y packs de películas que me han parecido en muy buen precio y los he comprado. Si el precio es el correcto, soy el primero en comprar los originales. De hecho, tengo muchísimas películas y recitales en DVD originales. Me encanta tenerlos, no me gustan las películas pirateadas. Pero no puedo. Sale caro.

Hay muchos que se perfeccionan en esto

Mientras que sigan haciéndose los boludos, mientras que sigan queriendo cagarnos asi (cobrando lo que se les cante), la gente va a seguir comprando los truchos. La gente va a seguir pirateando. Y la solución no pasa por un impuesto a la intencionalidad. La solución pasa por que las discográficas y toda esa manga de chorros replanteen su modelo de negocios.

Se hizo en el pasado… pueden hacerlo ahora.

Anuncios