Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Hace mucho que no escribía en el blog. La falta de ideas y mil otros temas un poco me lo impidieron.

Esta probablemente sea la última teoría que escriba en un tiempito debido a que se vienen cambios importantes.

Escape a la victoria

A la victoria?

El principal es que me rajo de la Argentina y me voy a vivir por unos años al viejo continente. En el universo virtual no va a tener mucho que ver, pero es una buena idea buscar inspiración en otros lugares. Vamos a ver como sale.

La idea de escribir este post vino a partir de la teoría sobre el trabajo del Leñador, que me pareció muy buena.

Durante el tiempo que me tocó trabajar vi de todo y hasta tengo que decir que alguna de estas también las hice.
Uno con el tiempo y la experiencia se termina dando cuenta de las cosas.

Un ejemplo.


En donde estoy tengo parte del equipo que viene de 8 a 17 y otra parte de 9 a 18. Yo vengo a las 9 porque se que por más que venga a las 8 a las 17 no me voy ni que afuera sea el fin del mundo.
Se que algunos de los que vienen de 8 a 17 con suerte llegan 8:30 y a las 17 ya están levantando todo y se van.
Uno de los integrantes del equipo cae a las 11 de la mañana casi todos los días, pero después yo me voy y todavía está en su escritorio. Se que 15 minutos después levanta todo y se va.

A donde vas?

A donde vas?

Te vas dando cuenta. Un poco por experiencia (en algún momento las hiciste vos) y otro poco porque uno no es boludo y tiene formas de averiguar las cosas.

Pero no importa. Yo se que la gente, en este caso, es responsable, entonces no tengo drama en hacerle estas concesiones. Si fuesen un desastre los tendría cagando, pero la verdad es que generaría quilombo.

Cuando se arma un grupo de trabajo se da una dinámica medio rara.

  1. Primero, hay muchas veces que uno casi que no puede elegir a la gente, sino que es un poco la que le toca en suerte. Ahi uno queda un poco rezando que la gente sea buena. Y la verdad es que la mayoría lo son.
  2. Segundo, siempre hay una selección/filtro natural. Mucha gente habla de la rotación como algo no deseado. En lo que a mi respecta, la rotación nunca es no deseada. Alguien siempre la quiere. O vos como jefe la querés para que esa persona que no encaja en el equipo y te genera problemas se vaya o la quiere la otra persona.Yo tengo una regla. Cuando alguien me dice que se va a o se quiere ir, lo único que le pido es que me cuente que perspectiva tiene del nuevo trabajo, que va a hacer y si piensa que es para mejor. Si me puede responder estas cosas entonces estoy contento con esta rotación por más que a mi me haga un agujero. Es bueno creer que uno generó un cierto crecimiento en una persona y que esto lo lleva a encontrar una mejor posición. Gratifica mucho.
  3. Tercero, con el tiempo, el grupo se va aburriendo. Se conocen mucho y entablan, con suerte, algo parecido a una semi amistad, pero no es bueno que un grupo sea siempre el mismo. A mi me gusta hablar del “revulsivo”. Cada tanto está bueno una pequeña rotación. O una persona nueva que entra, o cambiar de puesto a alguno por otro o similares.
    Con un poco de suerte, esto genera reacciones, nuevas dinámicas y/o hasta puterío. Algo de puterío no está mal. Algo. Por las dudas traten de no tener más de 2 o 3 mujeres en el equipo. Y si es posible, o todas lindas o todas feas. Si no el puterío se va de las manos facilísimo.
    El puterío es dinámica. El puterío es charla, temas de conversación, se habla, y si se sabe manejar, hasta une al equipo. Hay que estar muy atento al puterío igualmente, porque a la menor señal de que se va de las manos hay que saber como cortarlo.
  4. Cuarto, uno sabe si laburó bien el equipo cuando aunque sea algunos siguen en contacto después de irse. Gran señal. Gran señal. Siempre esto pasa después de un tiempo, con un equipo más o menos consolidado. No estoy hablando de amistades, estoy hablando de que por lo menos los tenés en el chat y hablás de vez en cuando. Juntarse a comer una pizza en la hora de almuerzo. Tampoco exageremos, no estoy hablando de que se conozcan las esposas y las novias, esto va más alla.

Todo esto que estoy contando viene un poco a una pregunta que le estuve haciendo a gente conocida y que la verdad me sorprendió bastante el resultado.

Que haría McGyver?

Que haría McGyver?

La pregunta era “¿si hiciesen algo totalmente distinto a lo que hacen ahora, que harían?”

La consigna era que uno, por alguna razón, elige una cierta carrera. O estudia o, no sabe bien como, termina trabajando de eso. Bueno, si tuviesen que elegir hacer otra cosa, como trabajo (no vale decir viviría viajando, la guita de algún lado sale), que no tuviera o tuviese absolutamente nada que ver con lo que hacen hasta ahora, ¿que habrían elegido?

Les aseguro que me sorprendí. Gente que escribe libros y trabaja en diarios me dijo “haría mecánica de aviones”. Contadores me dijeron “sería artista callejero”. Ingenieros me dijeron “pondría una herrería”.

Pero más alla de eso, todos tenían una característica en común: Nadie quería trabajar en equipo.

Este tampoco quiere trabajar en equipo

Este tampoco quiere trabajar en equipo

Todos harían algo que no tuviese que ver tanto con trabajar en equipo y más con algún trabajo más “alienante” si se quiere, no tanto de equipo y más de inspiración individual.

¿Es muy loco pensar que, un animal social como el hombre, no quiera estar trabajando en equipo? ¿El trabajo en equipo desgasta? ¿Cual será esta razón?

Tengo mi teoría y quería compartirla con ustedes.

No es un problema del trabajo en equipo en si, sino una reivindicación del trabajo manual y artesanal, personalizado. Más alla de la tecnología, la gente quiere ver un fruto de su trabajo y disfrutar del mismo sin intermediarios.

A los de la mano les pago 2 mangos

A los de la mano les pago 2 mangos

Es la misma razón por la que uno paga 200 dólares por un celular pero putea cuando tiene que pagar 1 dólar por una aplicación para el mismo.

Putea porque está pagando por algo virtual. Algo que no ve, algo que no tiene en la mano, piensa que las aplicaciones surgen de un limbo generador de aplicaciones o simplemente, que siempre estuvieron ahi.

Aca es lo mismo. Un programador hace sus desarrollos pero lo que queda es algo virtual. Es un escrito. Es como un libro, pero en un lenguaje que nadie lee. El escritor quiere algo que le otorgue la inmediatez de un logro. La facilidad, no pensar: el motor del avión anda o no anda.

Y encima uno quiere ver que lo que le reditúa le reditúa a uno en función de su trabajo. No quiero saber que a mi me pagan 10 para después agarrar eso mismo, no agregarle ningún valor, ni siquiera un poco de cadena de distribución, y cobrarlo 20.
No me molestaría esto, si por ejemplo, vos vendés papas y alguien las vende fritas. Tiene un valor agregado, en este ejemplo, aceite, basura y mala salud, pero viejo, el que frie se esfuerza en que aunque te maten sean ricas, merece su premio por eso.

Con red obviamente

Con red obviamente

En mi caso por ejemplo, pasaría de un laburo de oficina a ser chef o vivir de la pesca y la agricultura a pequeña escala vendiendo el fruto de mi esfuerzo en un mercado. ¿Bohemio quizás? Si. ¿Ermitaño quizás? El Ermit siempre tuvo la posta.
Pero me gusta la idea de esa inmediatez, de ese laburo para el día a día, del trabajo manual, de ver y cosechar el fruto del laburo. Y por lo visto no soy el único.

Entonces, va la pregunta para ustedes también.
¿si hiciesen algo totalmente distinto a lo que hacen ahora, que harían?

Like This!