Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Doña Rosa, esa televidente eterna  que seguía a Bernardo Neustadt, sin educación, pero con mucho “sentido común”, hubiera dicho que en este Rescate de los Mineros en Chile, cuya noticas hubiera seguido con voracidad: “Los Argentinos tenemos muchos que aprender de los Políticos Chilenos, sobretodo del Presidente, Sebastián Piñera. Ay!, si fuéramos como ellos”.


No solo Doña Rosa, muchos Argentinos están tentados a decir los mismo, a Doñarosear.

Sin embargo cuando nos ponemos a analizar las responsabilidades que tuvo Piñera en el derrumbe de la mina vemos, como en muchas tragedias Argentinas  recientes: negligencia, falta de controles, inoperancia y muchos errores por parte del Estado.

Piñera con sus millones, con sus familiares díscolos, con sus ideales de derecha, con sus slogans y ahora con su derrumbe, bien podría correr con la suerte de Macri, hasta tiene el acento afectado.

Sin embargo la gente hoy destaca su liderazgo y su imagen seguramente no parará de crecer.


Pensémoslo bien, ¿Qué hizo Piñera?, ¿Gestionó bien la crisis?, ¿Qué significa eso?, ¿Qué tomó la decisión de hacer un túnel?, claro, a nadie se le hubiera ocurrido, hacer un túnel, que inteligente, ¿Qué otra cosa podía hacer?, ¿Construir un Teletransportador? Tenía que hacer un túnel, se lo impuso la misma crisis, no había otra solución.

Lo mismo pasó con Bush durante el derrumbe de las Torres Gemelas.

¿Tantos miles de millones de dólares gastados en seguridad y no pueden evitar semejante atentado?

Uno pensaba iba a su muerte política, pero él llegó al lugar de la tragedia y abrazado a un bombero vital, pero bastante mayor, con cara de Irlandés, pero seguramente Italiano comenzó a “gestionar la crisis”, es decir se hizo a un lado y mientras hablaba compungido sin parar, dejó que los especialistas trabajaran, resolvieran, todos, excepto el bombero en el que se apoyaba, que de tan anciano igual tampoco servía de mucho.

Después la crisis fue guiando sus pasos, hizo todo lo que se esperaba que un Presidente Americano hiciera en su Lugar, limpió el sitio, buscó sobrevivientes, honró a los muertos, aumento el nivel de seguridad de naranja a amarillo patito, levantó un monumento por la paz  y por último invadió un país repleto de Petróleo. Su popularidad se elevó por las nubes.

Mucho tiempo atrás, a comienzos de la humanidad, los líderes se destacaban por predicar  con el ejemplo.

Si la tribu tenía que cazar, el líder era el mejor cazador y todos querían imitarlo, ser como él.

Tiempo después el líder pasó a ser un motivador, el general que detrás de sus tropas decidía la táctica a emplear y con discursos memorables los enviaba a la batalla.

El líder de hoy, ni siquiera motiva a la tropa, se presenta en el campo de batalla y arenga a los suyos, pero para que lo escuchen los de afuera, los que están sintonizando CNN o Telecentro, todos menos justamente sus soldados.

Todo el mundo escuchó a Piñera, los únicos beneficiados con el silencio fueron justamente los que estaban en la mina trabajando para rescatar a los mineros, que no participaron de esta Cadena Mundial Semi Forzosa.

A su vez los tiempos de Crisis dejaron de representar una amenaza para el líder, son los momentos en que más claro está lo que se tiene que hacer y quien tiene que hacerlo.  Además todos suelen estar de acuerdo con las medidas, nadie, por ejemplo, cortó una ruta o se manifestó frente a la Casa de la Moneda pidiendo que no rescataran a Los Mineros y en cambio usaran esa plata para renovarle a Bielsa o para pagarnos a los Argentinos a cambio de que aceptemos recibir de nuevo a Pampita.

El verdadero desafío del líder viene en tiempo de paz,  cuando no todos están de acuerdo, ni piensan lo mismo, y no está muy en claro lo que hay que hacer. Ahí te quiero ver. Y encima  si te equivocas todos te dicen que hubieran hecho lo otro, típica.

A Bush le fue muy mal en esos tiempos, prácticamente destruyó la economía de su país y generó La  Crisis Mundial que se continúa hasta el día de hoy en el Primer Mundo y España

Veremos como le va a Piñera  en estos tiempos, antes de saber si tenemos que tomarlo como ejemplo, como nos pide Doña Rosa.

Like This!