Parece mentira que tenga que venir, por tercera vez en 8 años, a decir lo mismo: Lo Perdimos por Messi.

Yo quería la otra

Yo quería la otra

Lo Perdimos por Messi, como en Alemania 2006, cuando en lugar de tirarle de la manga a Pekerman y decirle “Tachero, ¿Qué haces?, ¿Cómo lo vas a poner a Cruz?, Poneme a mí que no estoy estoy embalsamado y te lo gano”, se fue, resignado, taciturno, a un rincón, a mirarse los dedos, a jugar con su PlayStation imaginaria, en donde él nos hacia ganar el Mundial y no lo perdíamos en manos de Lehmann y su famoso papelito como en la realidad pasó. Cuando en lugar de imponerse como un líder, prefirió pasar desapercibido, perderse en la multitud, hacer la plancha, no asumir su responsabilidad.

Papelon!

Papelon!

(más…)

Anuncios