Cuando alguien realiza algo que lo hace feliz siempre va a ser mirado con extrañeza y, sobre todo, con envidia por los demás.

Lo común, se supone, es no ser feliz. Lo extraño es serlo.

Mucho menos común es ser feliz si uno es pobre, si uno es humilde, no solo no es común, es peligroso.

Eramos TAN Pobres

(más…)