Parece mentira que tenga que venir, por tercera vez en 8 años, a decir lo mismo: Lo Perdimos por Messi.

Yo quería la otra

Yo quería la otra

Lo Perdimos por Messi, como en Alemania 2006, cuando en lugar de tirarle de la manga a Pekerman y decirle “Tachero, ¿Qué haces?, ¿Cómo lo vas a poner a Cruz?, Poneme a mí que no estoy estoy embalsamado y te lo gano”, se fue, resignado, taciturno, a un rincón, a mirarse los dedos, a jugar con su PlayStation imaginaria, en donde él nos hacia ganar el Mundial y no lo perdíamos en manos de Lehmann y su famoso papelito como en la realidad pasó. Cuando en lugar de imponerse como un líder, prefirió pasar desapercibido, perderse en la multitud, hacer la plancha, no asumir su responsabilidad.

Papelon!

Papelon!

Y llegó Sudáfrica 2010. Y estaba vez sí, Messi nos iba a hacer ganar el Mundial, porque le había hecho 542 goles al Villarreal y los expertos nos decían, que ni Maradona le había hecho 542 goles al Villarreal, claro que después nos enteraríamos, en medio de una nueva decepción, que en realidad era porque Maradona nunca había jugado contra el Submarino Amarillo, pequeño detalle. Y lo Perdimos por Messi, que de opaca actuación, terminaría ese Mundial sin anotar en 5 partidos y hasta Palermo hizo un gol. Es decir, si  ese Klose discontinuado por AliExpress puede, en 10 minutos, y vos no, algo mal estás haciendo y tal vez sea hora de retirarte de fútbol.

Pero  Messi siguió, “Y está vez si”, nos decían los Chicos que los Domingos se acuestan a las 2 de la mañana para ver “Goles de Europa”, “Está vez si, porque ganó 15  balones de Oro, 1 más que un Pepok, aquel Talentosísimo Húngaro que murió electrocutado cuando quiso cruzar el Muro de Berlin, para jugar en el Eintracht Frankfurt”. Y uno veía que en realidad lo único que hacía Messi era vivir  de Xavi e Iniesta, como un Proxeneta del Bronx,  y recibir distinciones individuales, que si fuera un hombre de bien, debería ir a vender al Precio de la Historia por lo que Rick le ofrezca, ya que le tendría que dar vergüenza, exhibirlas en su casa. Pero te lo dicen tantas veces que te convencen, te ilusionan y te lo terminas creyendo.

Copas de Leche

Copas de Leche

Y llega el 2014 y vos vendes tu casa por OLX para ir a ver El Mundial. Y Messi le dice Sabella “¿Sabes que?, a Tévez no lo convoques que me eclipsa, y Cristina me dijo que si ganamos en el Mundial, me voy a convertir en el Nuevo Jugador del Pueblo y me pueden hasta terminar eligiendo Presidente y ella sería Putin y yo su Mendeleev Autista”.  Y Sabella, el Filmus del Fútbol, le hace caso y no lo convoca al Pobre Apache.

Y llega La Final. Y vos ves en el palco VIP,  al lado de Rihanna, a la que le apostaste un coito por el resultado del partido, como Palacio la para y define, como si tuviera Parkinson, y te agarras la cabeza cuando Gotze nos emboca faltando 5 minutos y de repente sentís que los Patovicas de Rihanna, cuyo culo habías empezado a acariciar, te sacan, mientras te imaginas de que manera hubiera definido, ese mismo mano a mano, o el de Higuain, Tevez, el Mejor Jugador de la Liga Italiana (Y probablemente de la Historia del Fútbol Todo) y aunque no te entienden y te pegan, les gritas en la cara como un loco“Lo perdimos por Messi, Lo Perdimos por Messi!”.

De atrás viene mejor

De atrás viene mejor

¿Sabes que le dabamos murra?

¿Sabes que le dabamos murra?

Anuncios